Cargando...

CIPRES

Se inicia el debate sobre Economía Circular en el Senado de la República.

24ene.

Derivado de la situación que prevalece en México, por la deficiente gestión de residuos sólidos urbanos, en los últimos tiempos y distintos órdenes de gobierno de nuestro país, se han emitido una gran cantidad de iniciativas, en su mayoría, para prohibir o restringir el uso de ciertos productos plásticos, de los denominados “plásticos de un solo uso”.

Estas regulaciones han impactado de manera negativa en el sector nacional productivo de plásticos, quienes por tales disposiciones han registrado una disminución en sus ventas y algunas empresas, incluso ya han cerrado operaciones, con la consecuente pérdida de empleo.

Ante este entorno, el Senador Ricardo Monreal Ávila del grupo parlamentario de Morena, presentó en el Senado una iniciativa bajo el título “Ley General de Economía Circular”.

Dicha iniciativa incluye distintos preceptos de la filosofía de Economía Circular, promovida por la fundación internacional Ellen MacArthur y ahora también con el apoyo la Organización de las Naciones Unidas.

Esta propuesta, busca cambiar el modelo económico actual, pasar de un modelo lineal a uno circular, que busca entre otras cosas, disminuir la generación de residuos (particularmente plásticos), elevar el reuso de materiales y dar un mayor tiempo de vida útil a los distintos recursos naturales. Logrando con ello conservar el capital natural, eliminar los residuos depositados en distintos ecosistemas y hacer un uso más eficiente de los recursos del planeta.

Si bien de manera conceptual, las empresas adscritas a la ANIQ han manifestado estar de acuerdo con estos principios; no esta del todo de acuerdo en que la iniciativa del Senado pretende implementar esta propuesta en nuestro país.

De manera inicial, la propuesta de Ley surgió para atender el problema de los plásticos pero en el texto se pretende aplicar a todos los sectores y sus residuos y es sabido que no todos los sectores funcionan igual, que un cambio en la cultura y sobre todo un cambio en sistemas económicos no pueden darse de la noche a la mañana, el uso de nuevas tecnologías es ideal y en ocasiones sumamente deseable, pero su modificación es lenta y no pueden darse os cambios tecnológicos en un abrir y cerrar de ojos, e ocasión se debe desarrollar la misma. La asignación de nuevas responsabilidades al sector y el quedar incluso sujeto a verificaciones por parte de organismos por su naturaleza antagónicos a la industria, son algunos aspectos por los cuales no podemos estar del todo de acuerdo.

Por lo anterior, se logró junto con otras organizaciones de representación industrial y empresarial tener una reunión con el Senador Monreal para que tuviese conocimiento de viva voz las inquietudes de los sectores afectados, principalmente de la cadena de valor del plástico.

El representante del Senado, actual presidente de la Junta de Coordinación Política del mismo y Coordinador del partido de Morena en la Cámara del Senado, nos recibió el pasado jueves 23 de enero. Comentó que existe mucha presión para actuar en contra de los plásticos y que a él le parece que una Ley como la de Economía Circular sería una de las mejores formas para ello.

Que este asunto es uno de los temas más prioritarios para él y su partido para tratar en el siguiente periodo legislativo. Que con su bancada le basta para aprobar el proyecto de Ley pero que busca lograr el consenso de todos los involucrados.

Derivado de la reunión, se logró una participación para la ANIQ dentro de un Foro que al amparo de la iniciativa se había organizado y que ANIQ ni sus empresas habían sido consideradas. Este foro se realizará el próximo día 28 del presente en la sede del senado.

Además de poder expresar las inquietudes de nuestra membresía sobre el tema, otro acuerdo fue que para la segunda semana de febrero de este año (al menos tentativamente) se iniciarán mesas de discusión para ajustar el texto de la Ley comentada a lo largo de este artículo.

Todas estas acciones forman parte de conformar un marco regulatorio suficiente, robusto, flexible, moderno que permita al sector seguir realizando sus actividades productivas con la misma entereza y profesionalismo que le ha caracterizado, ajustándose a nuevas situaciones pero en general manteniendo en operación sus empresas y sus operaciones.

En las mesas de trabajo, se busca como Aniq, modificar el marco legal, para delimitar las facultades de los gobiernos locales, evitándoles que sigan estableciendo prohibiciones. También se buscaría que se establezca la obligatoriedad para la creación de infraestructura por parte de los gobiernos estatales y que los planes de manejo sean el salvo conducto para los productos que hoy ya son considerados en prohibiciones.

Aniq, a través de su Comisión de la Industria del Plástico, Responsabilidad y Desarrollo Sustentable  (CIPRES), dará seguimiento a este asunto tan relevante para el sector químico.

 

Acceso Rápido
  • Acceso a Socios Ir
  • ContactoIr
  • Mapa del SitioIr
  • Aviso de PrivacidadVer
  • new_releasesLo nuevo en el sitio WebVer